La conclusión de UMH es que los residuos del virus en el agua no determinan las infecciones.

En otros casos que impiden que los remanentes del virus resuelvan infecciones, según la investigación existen muchas variaciones que afectan al agua, incluidas partes de la temporada que pueden cambiar su temperatura o cambiar las contribuciones debido a la lluvia. “De cara al futuro, sería útil combinar los criterios metodológicos, aunque las características del agua potable son diferentes, como marco de referencia para el estudio de la Comunidad Valenciana”, los investigadores de la UMH incorporaron a la asignatura que adjuntan a sus estudios científicos. escritura.

Pese a estas tendencias dicen, desde el equipo de Navarro Pedreño siguen pegados a esoque la estrategia puede utilizarse en residuos de agua para detectar la presencia de infección por virus y puede utilizarse como herramienta de ayuda para la investigación de epidemias. “Puede ser útil completar una encuesta de muestra clínica, así como una herramienta para monitorear la presencia de un virus en personas que han sido infectadas con el virus o no, porque no afecta los síntomas. Marca”, agregando la informe.

Los expertos recomiendan reducir el peso contaminante del mar para que las playas no se vean perturbadas


decoración

Este acto se organizó en colaboración con el Ayuntamiento de Elche y Aigües d’Elx. “Son muchos los aspectos de las propias estructuras hídricas que influyen en la detección de la enfermedad y en la relación de los restos y la población afectada. No es posible establecer un vínculo directo y hay que asumir que las aguas de Elche no son tan estables como las márgenes del hospital u otras localidades, los restos se van deteriorando, decayendo y cambiando ”, comenta Navarro Pedreño sobre la labor que han realizado en los últimos meses.

La Comisión de Encuesta ha identificado la naturaleza de la epidemia y la investigación en curso que está llevando a cabo el equipo de la UMH para determinar la calidad del agua en los ríos Vega Baja y Baix Vinalopó por casualidad debido a la suciedad de la que se deriva. problemas en las zonas costeras. Con base en esta parte de la investigación, el informe ha determinado que no hay una cantidad significativa de carga de suciedad, pero debería estar disponible si se minimiza.

La Bolsa Ecológica ha financiado este trabajo y con 40.000 euros que los investigadores han realizado un divertido análisis de agua en las depuradoras de Algorós, Arenales del Sol y Carrizales. Junto al equipo de Navarro Pedreño se han sumado otros, como los expertos en antivirus marinos del Instituto Idibe de la UMH, que dirige el profesor Luis Pérez García-Estañ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *