La antidieta

La dieta, un tema común entre muchos de nosotros. La mayoría hemos comenzado una en algún momento de nuestras vidas, bien sea por cuestiones de salud o para mejorar nuestra apariencia.

Para el ser humano, una de sus prioridades más importantes es la alimentación, pues se podría decir que esta constituye la “gasolina” necesaria para que nuestro organismo pueda funcionar acorde a nuestras necesidades diarias. Para lograr llevar a cabo una dieta con éxito, nuestra alimentación debe ser correcta.

¿Qué es la antidieta?

La antidieta no indica que no se haga ninguna dieta, sino que consiste en saber administrar de forma eficiente los alimentos que consumiremos durante el día, y así aportar todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo, ayudándonos a perder peso y mantenernos sanos sin necesidad de privarnos de una buena alimentación o de morirnos de hambre.

La antidieta ayudará a quienes han intentado perder peso con dietas comunes y que por distintos motivos no lo han logrado. Asimismo, es ideal para aquellos que no saben cómo regular o repartir las cantidades necesarias de cada grupo alimenticio, llevando a que esta falta de conocimiento cause algún descontrol en el cuerpo.

¿En qué consiste la antidieta?

La antidieta te enseña a separar y combinar bien los alimentos, y de esa manera permitir que los mismos favorezcan a nuestra alimentación, ayudándonos a tener una buena digestión y a eliminar toxinas sin hacernos perder fuerza, energía y vitalidad.

La virtud de la antidieta es que no tendrás que pasar hambre; en tal sentido, lo más común es que se preparen entre 5 y 6 comidas al día, respetando siempre ciertos parámetros sencillos que nos ayudarán de forma más eficiente y efectiva a perder peso.

Uno de los parámetros más importantes es no mezclar carbohidratos y proteínas en una misma ración, ya que eso hará que no se digieran de la misma manera. Es por tal razón que la antidieta nos plantea un horario en el que adecúa al cuerpo para que realice la digestión apropiada y necesaria de cada elemento.

Dicho horario estipula hacer 3 faces al día, dividiendo el consumo de cierto tipo de alimento en determinados lapsos de tiempo, para así hacer un proceso de limpieza, apropiación y asimilación en nuestro cuerpo. Veamos:

  • Se recomienda consumir fruta entre las 05:00am y 01:00pm (proceso de limpieza).

  • Luego, de 01:00pm a 07:00pm, los carbohidratos y legumbres (proceso de apropiación).

  • Y, posteriormente, las proteínas y ensaladas de 07:00 pm a 05:00am (proceso de asimilación).

Lo bueno y lo malo de la antidieta

A los beneficios ya mencionados de la antidieta, se le suma el hecho de que al ser muy amplia en cuanto a lo que podemos comer, evitaremos hacer trampas, intentando engañarnos a nosotros mismos; ya que, al no tener ningún tipo de restricción con los alimentos, no sentiremos esa necesidad de saltarnos la dieta.

Ahora bien, la parte contraproducente se ocasionará solo si no llevamos un consumo acorde de proteínas o los suficientes carbohidratos, generándonos así pérdida de masa muscular o energía, e incluso de azúcar. Sin embargo, para evitar esto, asegúrate de tener una justa proporción y calcular bien el consumo de cada uno, ¡depende de ti!

Ten presente que, si bien es cierto que la antidieta te brinda una manera relativamente fácil, sencilla y súper cómoda de mantenerte o perder peso, no quiere decir que debas abusar de su permisividad para desviarte de lo que al final sería el propósito de esta: tener una buena salud y generar la vitalidad necesaria para desenvolverte de manera efectiva en tu día a día.

Libro sobre la antidieta

Toda esta información procede del libro La antidieta, escrito por Harvey Diamond. De modo que, si quieres profundizar más sobre esta apasionante dieta, sería una buena idea que te hagan con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *