Alicante estima que más del 30% de los autobuses están adoptando tecnologías sostenibles para reducir las emisiones

El Alcalde ha destacado el compromiso del Ayuntamiento de mantener el transporte permanente e introducir tecnología que reduzca las emisiones y los gases de efecto invernadero, en un esfuerzo por modernizar el en el Estrategia ‘Alicante Futura’. En base a esto, recordó que en 2019 se incluyeron cinco autos híbridos en los buses urbanos y que el proyecto decidió por parte del servicio municipal de transporte elevar esta cifra a treinta en el próximo año con alta tecnología y tecnologías electrónicas. mientras avanza la tecnología 100% eléctrica y otras en energías renovables que permiten que los autobuses lleguen poderes especiales.

La experiencia piloto de hoy intentará probar esta capacidad para satisfacer las necesidades de transporte público en Alicante. La tecnología aún no soporta tal uso en convencionales o híbridos, más allá de la aplicación para poder utilizar centrales eléctricas con un alto costo de más del doble que el de los vehículos híbridos, que ahora se muestra durante la feria. El contratista probará esta parte del autobús eléctrico. “Solaris Urbino 12 Hiko”, adjudicado a Premio europeo “Autobús del año 2017”. Es un autobús 100% eléctrico, libre de contaminación, insonorizado, de más de 200 kilómetros de ancho, según el fabricante y ahora será probado.

El interior del vehículo eléctrico está bajo prueba. Alex Domínguez


Masasao desarrollará un caso de prueba en viajes a la ciudad capital de Alicante sin pasajeros, sino en requisitos administrativos para comprobar sus facultades y posibilidades especiales. También está estudiando otras tecnologías sostenibles como utilizando hidrógeno para transportar vehículos. “Esta experiencia piloto de velocidad eléctrica en el transporte público de Alicante se basa en el arduo trabajo de nuestro Ayuntamiento por la movilidad sostenible y la iniciativa“ Now ”y en definitiva iniciativas de diversidad para promover el uso de rutas de transporte como bicicletas y coches autopropulsados, y sujeto a obtener un menos contaminación y una ciudad amigable para los nativos ”, dijo Manuel Villar. Villar recordó que en marzo de 2019 se introdujeron los vehículos de gran ciudad cinco autobuses híbridos y una inversión de 1,5 millones de euros, “Sumando Alicante a las ciudades que han sabido incorporar tecnologías innovadoras que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero de las emisiones de CO2, basadas en la sostenibilidad y la atención a los objetivos de desarrollo sostenible del Ayuntamiento Agenda Alicante 2030“.

El alcalde, Luis Barcala, estaba en el autobús. Alex Domínguez


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *