Inicio Actualidad Acusación de agredir sexualmente a un niño en Gijón: «Le di un móvil porque estaba llorando»

Acusación de agredir sexualmente a un niño en Gijón: «Le di un móvil porque estaba llorando»

por Alicante Global
0 comentario

«Solo le di un celular porque vi que estaba llorando, pero no fui herido de El”. Con estas palabras, un vecino de la comarca occidental de Gijón, de 60 años, que este jueves defendió su inocencia, fue imputado por el delito de relación amorosa con una menor que alega. matar en baños publicos del Parque El Lauredal y del Ateneo de La Calzada de la capital asturiana. Este hombre, que pidió su libertad en el momento del juicio, enfrentará la pena de diez años de prisión y seis años de libertad condicional y la sustracción de un niño pequeño, nacido en 2005, que murió a causa de estos hechos síntomas después del dolor, como oscuro Y preocuparse.

Los imputados, según informó La Nueva España en marzo, llegaron al Juzgado de Educación con una denuncia de la madre de la menor, quien inició una investigación comportamiento extraño en su hijo, más allá de la vista de ese usó un celular que no compró. Al principio, la información proporcionada por el chico era vaga y ambigua, señalando que había estado confinado en la sede de un sindicato occidental que frecuentaba. Inconforme con las explicaciones, la madre del niño descubrió que el hombre ahora acusado se lo había dado.

Este hombre, que el jueves respondió a preguntas de todas las partes, incluida la Fiscalía y la fiscalía especial, admitió que lo había comprado. Cuestión que también declaró ante el juzgado del Octavo Circuito, cuya audiencia fue posteriormente cerrada.

Esta situación con el teléfono móvil generó preocupación en la madre del niño, quien optó por tener mucho cuidado. Por lo tanto, después de una gran lucha, pudo sacar al pequeño, que en el momento de las reuniones tenía trece añosconfesó las fechorías que le sucedieron durante, al menos, el primer trimestre de 2018. La denuncia sobre la investigación surgió a partir de una declaración del sospechoso, un amigo que casi vive en la misma dirección.

En la audiencia oral, el imputado manifestó, quién estaba pasando por la primera marca AMG y quién estaba sobre la libertad. Negó cualquier contacto físico con la menor, explicó que le había dado el celular porque lo vio llorar y lo instó a “dejar de llorar” porque era “uno en casa” que se lo podía dar. Justo antes del lanzamiento de ese tipo de reunión, en las calles del Palacio de Justicia, era como si estuviera esperando para entrar a la sala con un pequeño grupo, aunque no se encontró con la mirada de este hombre. El niño, que fue convocado por una convocatoria especial, fue cargado detrás de la pantalla.pero indicó que el imputado era quien lo había tocado durante esos meses.

informe de estudio

En la audiencia, además de los agentes de la Policía Nacional implicados en la investigación, los investigadores de libertad condicional y los psicólogos del juzgado también dieron a conocer sus conclusiones, que confirmaron sus informes periciales sobre el acceso a la causa. ¿Cuáles son esas decisiones? Tienen que ser fieles a las historias del pequeño, que se quedó «siguiendo las últimas señales del dolor» continúa con tratamiento psiquiátrico.

Después de la audiencia, las partes toman sus propias decisiones. El abogado abogó por libertad bajo fianza, mientras que la Fiscalía y la acusación particular exigieron una pena de hasta diez años de prisión y seis más de libertad condicional, alegando que el Evitar el acercamiento de personas a menos de 500 metros, prohibiendo la realización de determinadas actividades que impliquen contacto con menores y la obligación de participar en programas de educación sexual. En concepto de indemnización por daño moral se exigieron 2.000 euros. el juicio es encontrado para el castigo.

Las llaves

  • Depresión. Natural de Gijón, natural de la calle Martín, nacido en 1962. Empezó a tener un hijo pequeño; Lo miré por la ventana. Él le entregó un teléfono celular y le dio algo de dinero.
  • Daño. Lo llevó a los baños del parque El Lauredal, donde le hizo una felación a un niño, que tenía 13 años al momento del abuso.
  • El sacrificio. Nació en 2005. El hijo dejó de hablar de abuso.
  • La oscuridad. Diez años de prisión y seis años de prisión.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.