Inicio Actualidad El hombre acusado de matar a Erika el año pasado ha sido detenido por acosar a niñas en Oviedo

El hombre acusado de matar a Erika el año pasado ha sido detenido por acosar a niñas en Oviedo

por Alicante Global
0 comentario

Igor P., el asesino de la niña Érika Yunga Alvarado, pudo haber evitado la muerte si hace un año evitó las acciones de la Constitución. Ayer, el moldavo de 31 años fue trasladado al hospital del HUCA, con una enfermedad grave, pero la enfermedad persiste, luego de que los médicos le salvaran la vida previniendo lesiones mientras que luego también presuntamente apuñaló a un adolescente de 14 años hasta matarlo. su padre desembarcó en el número 69 de Vázquez de Mella. Meses antes, Igor P. había logrado escapar tras ser detenido por abusar sexualmente de varias niñas en Oviedo. Uno de ellos se presentó a la policía y tomó medidas para arrestarlo. Pero el caso nunca pasó de eso, y la acusación de Erika quedó en silencio.

Fuentes policiales dicen que el caso es por acoso en otra parte de la ciudad. no es Vallobin, estaba el hombre que supuestamente asesinó a Erika Yunga, una tirana común. Los vecinos, ni el carnicero ni el restaurante sabían nada del hombre de 31 años que, según todos los indicios, asesinó y asesinó brutalmente a la niña de 14. Ella tenía edad suficiente para subir las escaleras hasta su casa. . Pero el año pasado, en otra zona de la metrópolis, Igor P. intimidó a unas chicas supuestamente abusándolas verbalmente en la calle, reunión en la que fue detenido. Entonces, Moldovan tiene antecedentes policiales pero no antecedentes penales, ya que el abuso verbal es un delito menor.

Poco se sabe de su llegada a la zona. Según varios vecinos, que ayer se vieron afectados por la tragedia de la joven Erika y también entristecidos por la llegada de varios reporteros, el hombre que la veía habitualmente, su vecino, fallece. sólo había un cruce hacia él. El primero es con la señora, íntima amiga del número 69 de Vázquez de Mella desde hace años. La mujer le presentó a su vecino al nuevo inquilino y le dijo que el hombre estaba buscando un lugar para estacionar en el área. En segundo lugar, a veces se tiran escombros en la entrada. Para otros, no hay registro de diferentes características humanas.

La idea, el miedo a un vecino desconocido ya ha entrado en esta zona del oeste de Oviedo, que en otros momentos ha estado plagada de violencia. Eso dijo uno de los gerentes de una tienda de comestibles cercana: «Las abuelas me dijeron hoy que tenían miedo, que quizás no supieras quién estabas viviendo al lado de tu casa».

Los Investigadores de la Policía Nacional regresaron ayer a esa entrada en el número 69 de Vázquez de Mella para recabar datos y pruebas que les sirvan para esclarecer los detalles del caso. Ayer por la tarde, los agentes de la Policía Científica se fueron con unas bolsas de plástico. Y cuando estaba en la entrada donde se produjo el brutal asesinato, los Inspectores de la Policía Nacional entraron y salieron, y los vecinos colocaron un cartel para impedir el acceso a terceros, en el HUCA los imputados permanecen con la UVI.

Según los registros médicos, el hombre, que presentaba múltiples heridas en todo el cuerpo, especialmente en el tórax, fue pinchado entre las diez de la noche del martes y la mañana siguiente. Salió del quirófano y fue trasladado a la UCI, donde permaneció internado y analfabeto la mayor parte del día. Las mismas fuentes aseguraron que a pesar de la gravedad de su enfermedad, y de las severas complicaciones que le ocasionaron los cortes que sufrió luego de asesinar a Erika, fue arrastrado hasta su domicilio y detenido en el auto nadando, sin temor por su vida. La predicción es que, para prevenir nuevos problemas, el preso pueda superar múltiples lesiones.

El juez puede solicitar una pena de prisión permanente que puede ser revisada

La investigación para explicar la muerte de Erika Yunga Alvarado está en marcha. Ayer, fuentes cercanas a la investigación dijeron a Efe que la Policía Nacional trabaja en la primera acusación de asesinato contra Igor P. Esta indicación será a efectos de investigación policial, no se refiere a una condena penal. aún no se ha hecho, ha comenzado. Sin embargo, fuentes jurídicas aseguran a ‘LA NUEVA ESPAÑA’, diario de la misma edición de este número, que el juicio por homicidio es «muy probable», ya que es una señal de que el engaño puede ser considerado delito. De ser declarado culpable, la pena será de prisión de quince a veinticinco años. Pero para el delito de Erika, significa una pena de prisión mayor: la edad de la persona que murió. De acuerdo con las últimas reformas al Código Penal, siempre que Erika sea menor de dieciséis años, un juez podrá imponer una pena de prisión permanente que puede ser revisada sobre la base de la persona acusada, si es culpable.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.