Inicio Actualidad Joaquín Villar: «Me duele ver cómo el deporte lleva mi nombre entre los escombros»

Joaquín Villar: «Me duele ver cómo el deporte lleva mi nombre entre los escombros»

por Alicante Global
0 comentario

¿Cómo pensaste en escribir un libro sobre tu vida?

Mientras estaba en prisión comencé a escribir sin darme cuenta de que había llenado quince páginas. Quería compartir con los muchos jugadores que he entrenado cómo lograr cosas basadas en la fuerza, la resistencia, el gran orgullo y el deseo de ser uno de los mejores en su carrera. Mirando hacia atrás en mi vida profesional, soy un hombre que salió de un balonmano. Nunca he oído hablar de deportes. Recuerdo que cuando fui a los jesuitas me dijeron que necesitaba un entrenador deportivo. Les dije que no sabía eso y la respuesta fue clara: bueno, aprendes. Entonces comencé a entrenar y a ver partidos en vivo … En la vida real, debes prestar atención a lo que vendrá con coraje y confianza desde el principio.

¿Que estas haciendo ahora mismo?

A la vida de un jubilado poco común. Lo único que me gustó fueron las cosas que hice en mi vida profesional. Conéctese con los jóvenes, valórelos y vea cómo mejoran sus calificaciones a medida que entrenan. Esa es mi vida, no sé cómo vivir de otra manera. Disfruten mis nietos, mis mayores debilidades.

¿Cómo te mantienes en los deportes ahora?

Ha pasado mucho tiempo desde que me puse en camino hacia la vida porque no quiero que la gente piense que lo que quiero es un rol de liderazgo. Mi tiempo como docente se acabó, puedo dar consejos, pero ya no quiero exponerme al público, ahora hay otros. Uno de los consejos es que hay que luchar por todo, recuerdo cuando entrenaba mecenas que no tenían colchonetas y se caían a la arena.

¿No sueles ir al estadio “Joaquín Villar”?

Recientemente noté que hay muy poca luz, no pueden entrenar porque está oscuro y las luces no funcionan, el camino entre los hoyos está lleno … pienso en eso, volveré y volveré. Hay que tener en cuenta que tuve un par de infartos cuando estaba corriendo en el patio de recreo por enfrentarme para intervenir ya que los jugadores tenían muy pocos medios. Me entristecería mucho ver que el camino estaba irregular. Dejemos que algunos peleen, he peleado demasiado. Intento no gastar demasiado dinero en ello. En 15 años me afectaré dos o tres veces. Cuando el trabajo está hecho, hay que hacerlo bien, porque mi nombre está pegado en el teatro, tienen que usarlo para que se vea, por ejemplo dónde está la torre del tiempo. No es para mí, sino para que mis nietos o sus amigos puedan cuando vayan «ese nombre es de mi abuelo». Donde está ahora, nadie lo verá. Quiero que sea como los demás, que lo vean. Para mi familia. No es porque quiera ser campeón, lo hice cuando entrenaba jugadores. Además, no les pagué. Ni siquiera le pagué a nadie para que lo entrenara, en el escenario de L’Alfàs del Pi solo porque tenía muchos viajes y era en plan profesional.

Mañana publicará su libro en Los jesuitas. Es un lugar del que no puedes hablar en tu vida …

Mi hogar, 41 años de maestra nunca serán olvidados. Trabajaron muy bien conmigo, me dieron todo tipo de admisiones por cada oportunidad que surgía, por ejemplo un mes fui a Polonia con un equipo deportivo. Sabían que todo lo que hacía era en beneficio de la escuela y los estudiantes.

41 años entre los jesuitas …

Hay tantos recuerdos, ha pasado de todo, momentos maravillosos y momentos muy tristes como la muerte de mi hijo, ex modelo escolar. Todos los recuerdos alrededor del campo, por cierto, parecía que los veía por todas partes. Es tan intenso que nadie lo sabe mejor que alguien que está enfermo. Hay momentos en el mundo en los que tienes que dibujar una figura.

Otro cabecilla es la Fundación Club Atletismo Benacantil …

Lo configuré con algunos de los jugadores. Fuimos a la competición de cadetes en Logroño, donde ganamos el título nacional en 1975. A mi regreso estaba muy agradecido de montar un club, a pesar de conocer las limitaciones económicas. Y ese es el caso, hasta ahora. El año dorado fue para Mario Flores, quien nos otorgó una beca para ayudar al grupo y unirnos a otras empresas. Logramos grandes éxitos incluso cuando no lo sabíamos.

Domingo Ramón Menargues es un alumno especial …

El es la estrella de la corona. Era un chico irresistible, bajito, delgado, apasionado, gentil, trabajador. Fue cuarto en los Juegos de Moscú y sexto en Los Ángeles. También había cobre de los europeos en Atenas. Su historial en España incluye 20 años de formación y una completa falta de técnicas. Hemos pasado juntos un tiempo irreversible. Me dio un nombre para el país y el mundo.

¿Sigues jugando ahora mismo?

Todavía veo, sé que se están batiendo récords … en España, cuando veo competiciones nacionales, veo entrenadores que son ex deportistas. Me gusta estar con todos porque no hay enemigos. Lo seguiré incluso si no es una fuerza anterior.

¿Cómo ves el deporte en Alicante?

Una imagen de espejo para los alicantinos. El fútbol es el deporte más popular en este momento y Hércules me parece triste. Así que 0 de Alicante no se envió nada fuera de la ciudad, antes que Calpisa y los propios Hércules, pero ahora nada. Nunca olvidaré a un compañero entrenador polaco que me dijo “si tuviera el clima tú estarías aquí y los relojes estuvieran en los árboles, no solo seríamos los ganadores de los Juegos Olímpicos, sino que seríamos el récord mundial de todos los eventos, un paraíso. » Sotomayor, Merlene Ottey, Said Aouita, Sandra Myers han llegado a Alicante y están felices. Hay que ocuparse de las cosas. En España hay muchos lugares que son cálidos y tienen buen clima, pero la gente va a lugares que están bien protegidos y tienen espacio, no a lugares donde hay una debilidad. Alicante tiene más costumbres. El caso es que los experimentos que hice en L’Alfàs del Pi y Alicante funcionaron de maravilla, y vinieron los artistas talentosos.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.