Inicio Actualidad La acuicultura es el futuro

La acuicultura es el futuro

por Alicante Global
0 comentario

La acuicultura es el futuro


Como tal, la posición de la empresa como marca líder para la investigación acuícola mundial alcanzará una posición importante en la que se obtendrán resultados para mejorar la «salud, la nutrición y el bienestar» entre una amplia variedad de cultivos, petición en todo momento para la búsqueda. para la innovación y la estabilidad.

Por ejemplo, desde que estas instalaciones, ubicadas en O Grove, la capital pontevedresa, abrieron el pasado lunes, el próximo verano se venderá el primer calamar capturado, que es como una pequeña rotación en el big bag actual. y el futuro es la acuicultura.

Entonces, para el consumidor, esta aplicación «no mejora en nada», porque tiene un producto de alta calidad, saludable, no abrasivo, libre de microplásticos, libre de metales pesados ​​y fabricado con materiales de origen «, dice. el presidente de Nueva Pescanova, José María Benavent.

Seguirá siendo “el primer calamar de la historia nacido de la acuicultura” y una “fuente orgullosa” para la empresa, ya que marca la fusión del ambicioso proyecto que comenzó con ‘Lourditas’, el primer pulpo nacido en cautiverio. Aquella brillante cefalópoda creció, se convirtió en madre, tuvo un nieto mental antes de convertirse en padre, y así unificó el ciclo de nacimiento completado por primera vez en la historia por el trabajo de expertos, biólogos y / o investigadores como Jacobo Fernández, quien por décadas fue uno de los principales expertos de Insuíña, ahora es una de las caras más destacadas del proyecto Centro Biomarino.

Un edificio construido desde el pasado a un coste de 7,5 millones de euros, cuenta con una planta solar fotovoltaica para autoabastecimiento que evita la emisión de CO2 equivalente a una planta de más de 7.000 árboles trepando hasta el punto en que tienen cuatro años. la avicultura durante décadas.

Cuando nació Insuíña, la piscifactoría pionera en el cultivo de rodaballo en España, sin saberlo, se convirtió en el embrión del Centro Biomarino Pescanova, que se extiende a 4.000 metros cuadrados despejados por el acceso del pasaporte O.

“Somos un centro de investigación acuícola donde tomamos nuevas especies e investigamos su organización, genética, alimentación, supervivencia y su impacto en el medio marino”, insistió el director general y presidente de Nueva Pescanova.

Pero el Centro Biomarino es “un hueco para la difusión de la cultura marina y la acuicultura; un museo abierto al público “que quiera tener la oportunidad de“ promover la pesca y la acuicultura, y tener acceso a ellas ”. Todo ello, insiste Ignacio González,“ hay dos ejes básicos, como la supervivencia y la digitalización. »

Las mismas cosas, respaldadas por el conocimiento inteligente y el big data, permiten a Nueva Pescanova seguir creciendo y volverse más inteligente en el futuro. En este caso particular, se aplica a marcas como las criptomonedas, a través de una asociación con Microsoft, el 100% de sus actividades de ventas y marketing se pueden gestionar «para garantizar la seguridad alimentaria y la mejora. Mejora de la salud y supervivencia de los animales». Así lo celebra el presidente de Nueva Pescanova, quien recuerda que en Nicaragua, Guatemala y Ecuador su empresa cultiva maíz vannamei en “7.000 hectáreas de valles naturales, equivalentes a 15.000 campos de fútbol”.

Celebra, y lo que es más importante, “los pulpos nacidos en el Centro Biomarino han logrado alcanzar su madurez biológica y producir bien, hasta que cumplimos cinco generaciones”. Esto demuestra, dice Benavent, “no la capacidad científica” de las instalaciones abiertas en O Grove, sino “su capacidad productiva” y su capacidad para conseguirlo en el tiempo, garantizando la protección del medio ambiente.

Galicia representa el 20% del total de pescados y mariscos producidos en Europa, lo que representa el 85% de la producción total en España.

Según el estudio de Morgan Stanley ‘El futuro de los alimentos’, «el crecimiento de la acuicultura en la década de 2020 a 2030 será del 5% combinado por año, alcanzando los 300.000 millones de dólares el valor mundial».

Es decir, hoy, “el 50% de los productos del mar que comemos en el mundo proviene de la acuicultura, según la FAO, un sector que emplea a 2,5 millones de personas en todo el mundo”. Y esto es solo el comienzo, ya que estas estadísticas aumentan año tras año, la producción oceánica global se reducirá en 2030 en un 45%, «y aliviando la presión climática global que se ejerce».

José María Benavent recuerda que Naciones Unidas «está comprometida con el desarrollo de la acuicultura utilizando tecnologías modernas y promoviendo la cooperación científica global». Y Nueva Pescanova acepta el desafío, “no solo para aliviar la presión de los océanos, sino también para tener la oportunidad de salvarlos y dar soluciones a las preguntas sobre nuestro suministro de alimentos. El hombre del futuro”.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.