Inicio Actualidad Las lluvias detendrán el consumo de agua en declive para las principales ciudades por primera vez en dos años

Las lluvias detendrán el consumo de agua en declive para las principales ciudades por primera vez en dos años

por Alicante Global
0 comentario

los la sucesión de tormentas los valles y manantiales se llenaron a principios de la primavera, y la lluvia que cayó ese otoño -un invierno muy seco- tuvo un efecto balsámico en el estado. No es tanto el vuelo recibido lo que asegura la entrega de agua potable y la sequía se detendrá por un corto tiempo, pero solo por el menor uso de agua translúcida. Son visibles el resto de Canales del Tabilla de la Mancomunidad desde el inicio del año hidrológico. por primera vez adentro en los últimos dos años ha habido más consumo de agua por transfusión que de agua excretada.

De octubre de 2021 a febrero de 2022 se han utilizado 31,8 hm3 desde el traspaso Tajo-Segura30,7 hm3 obtenidos de agotamiento del agua y 16,7 hm3 por el río Taibilla. También se ha confirmado que la demanda de febrero fue un 1,1% superior a la del mismo mes del año pasado. El hecho de que el agua procedente del Tajo sea cinco veces menor que el agua que se desperdicia por la subida del precio de la electricidad explica una tendencia beneficiosa para la economía de 35 municipios de la provincia de Alicante que emite la Mancomunidad del Tabilla, entre ellos Alicante, Elche y toda la Vega Bajacasi un millón de personas.

La comisión ha aprobado, por otra parte, la dotación de unos servicios básicos de mantenimiento y limpieza de locales, inspección y materiales diversos (clorito sódico, silicato sódico, hipoclorito de sodiosulfato de alúmina…) necesarios en el proceso de depuración, por seis millones de euros.

Asimismo, se ha aprobado un contrato de diversos servicios y proyectos de mejora para los bancos Llano del Beal y Puerto Lumbreras 2, que supondrá una inversión de 2,6 millones de euros. Taibilla entrega aguas arriba (captación, tratamiento, transporte y almacenamiento en depósitos de reserva) a 80 ciudades de Murcia (43), Alicante (35) y Albacete (2). Considere una población de 2,5 millones de personas serán más de 3 millones en verano.

Por otra parte, la situación sigue siendo problemática a veces en el sector agropecuario del estado, aquellos regantes que dependan del agua procedente del Tajo, y los que se prevea recibirla durante cinco años del Júcar. Los operadores del Tajo-Segura intentarán impedir este viernes la celebración del consejo de administración de la Confederación Hidrográfica del Segura que tiene previsto dar el pleno visto bueno al plan hidrológico de cuenca 2022-2027.

Un plan que nació salió mal por eso, según una denuncia Lucas Jiménez, presidente de la Unión Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, “quieren aprobar un plan para el Segura sin saber qué agua se va a recibir del Tajo porque aún no ha aceptado”. El plan, Segura, ha emitido una previsión desoladora: 25.000 hectáreas quedarán sin cultivar y cinco mil paradas al final de un ciclo de 122 millones de euros, según informó la semana pasada el presidente de la Unión, Mario Urea.

Las cosas no están mucho mejor en Medio y Alto Vinalopó. La Confederación Hidrográfica del Júcar -que el Consell incluirá en su consejo de administración- estudia aprobar este lunes su plan hidrográfico para presentarlo al Ministerio de Transportes Hidrográficos. Hay una nota de que la transición Júcar-Vinalopó todavía está en el aire. El CHJ ofrece “hasta 80 cm de agua por año”, pero solo tiene un gran caudal para entregar. Esta posibilidad se ha reducido notablemente tras conocerse que toda el agua ahorrada con la renovación de los regadíos de Valencia se destinará al almacenamiento músicaki Un lago de agua salada se va a convertir en un lago de agua dulce.

“No se van a escuchar cosas de nosotros. No es que simplemente no nos dejen sentarnos en la mesa, como es el caso, por ejemplo, de los organizadores del intercambio Júcar-Turia, pero no nos dan cualquier dinero especial, es solo eso”, dijo Ángel Urbina. la boquilla de la Junta Central. Planificada, en cambio, Marina Baixa se ha quedado al margen de la transición y debe solucionar sus `problemas especiales y agua drenada en Mutxamel.

“La revisión del plan del depósito de agua del Júcar afectará a los 80 hectómetros cúbicos que teníamos previstos en el Alto y Medio Vinalopó. Ahora se ha decidido traspasar a la Albufera de Valencia y no está claro en el plan cuándo nos llega el agua”, señala. dice Ángel Urbina, presidente de la Junta Nacional.

“Hemos entrado en un tractortrade el 10 de mayo en Alicante porque es necesario que el Júcar-Vinalopó ratifique un acuerdo sin que afecte a los restantes .millones a realizar, 120 de Europa, se añadirán 300 millones adicionales tras la transición, 70 millones para alturas fotovoltaicas y más de 200 millones invertidos por los regantes para renovar los regadíos. Y ahora parece que solo acceden a darnos agua sobrante en un momento en que en los planes del Ebro y Guadalquivir han escuchado a los agricultores para reducir el impacto ecológico contaminación de los ríos. Salimos a la calle y luego vamos a todas las canchas”, dice el presidente de la Comunidad de Usuarios Intermedios del Vinalopó.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.