Inicio Actualidad Los familiares de los fallecidos tras un motín en el pueblo de Mutxamel protestan por desidia.

Los familiares de los fallecidos tras un motín en el pueblo de Mutxamel protestan por desidia.

por Alicante Global
0 comentario

«No voy a traer de vuelta a mi madre, pero no quiero que le pase lo mismo a nadie más.». Carolina García protesta ese año su madre de 50 años murió de impotencia tras atragantarse mientras comía sopa en la residencia de Mutxamel donde ingresó para ser sentenciado, por considerar injusto que el juzgado de San Vicente hubiera ahora sobreseído el proceso, que se abrió por los delitos de homicidio por falta de pericia y privación de asistencia sanitaria. La niña asegura que su madre murió porque no hizo caso a la clínica neurológica Casaverde y Mutxamel y se quejó de que la corte no tomó ninguna información del compañero de cuarto de su padre, lo que él cree Puedes explicar que tomó mucho tiempo ayudarloun caso que el juez no consideró estimado.

El abogado de esta chica alicantina ha presentado una denuncia recursos de renovación y anexo del recurso ante La Audiencia Provincial de Alicante al auto de nulidad y la hija y Rafael, amigo de María Adelina, de 50 años, pidieron que se reabra el caso y se eliminen los cargos. Dicen “mienten mucho” en los comentarios proporcionada por el personal del hogar de ancianos sin conocer la naturaleza de la paciente que convivía con María Adelina, quien había tardado mucho en pedir ayuda, no se le permitió comparecer. cuando resoplaba mientras comía alimentos cocinados, incluso alimentos blandos que estaban marcados por su incapacidad para digerir.

La orden de entrega fue enviada el 9 de marzo por El Juzgado Primero y Campo nº 1 de San Vicente del Raspeig Los registros muestran que la hija negó que luego de ser notificada en enero de 2021 de la muerte de su madre en su casa, ella fue al centro y Un médico admite que fue advertido cuando María Adelina “murió en 25 minutos” y lo encontró en el suelo de la habitación.

La hija, que registró la información con el médico y la presentó al tribunal, dijo lo mismo. La compañera de cuarto de su madre estaba «cansada de pedir ayuda, y los ayudantes del hogar de ancianos acudieron después de múltiples llamadas de ayuda».

Esta versión, para añadir a la orden, fue “rechazada” por el médico en el juzgado, donde “no admitió que habían pasado 25 minutos desde el intermedio hasta que lo llamaron”. Aprovechó los primeros cinco minutos y acabó el decimoquinto. Tras reconocer su voz en la grabación difundida por la hija de la fallecida, explicó que el lapso de 25 minutos “estuvo con la paciente y dijo que por el músculo quería que los familiares la mataran”, algo que la niña niega.

La hija y amiga de la mujer falleció ante un juzgado de Alicante, donde se apeló la causa. HÉCTOR DE SALIDA


El tribunal dijo que en el auto el médico explicó que estaba en su consultorio, y cuando lo llamaron subió a la habitación de María Adelina y le pidió a la enfermera que le llevara el equipo y el papel del asistente en la maniobra de Heimlich. Adjuntó el carro que el médico había enviado para rescatarlo y sacarle la comida con la que se había atragantado.

Esta versión también fue confirmada por el resto del personal residente, incluido El gerente, a pesar de la queja de la niña, dice que el personal «siempre venía» escuchar gemir a la compañera de cuarto de María Adelina y al médico decirle que ya había muerto de la operación del corazón y que le estaba sacando comida de la boca.

El administrador de la residencia, por orden, manifestó que el paciente no buscó ayuda profesional para alimentarlo y comía alimentos blandos. Señaló el día en que murió comiendo alimentos cocinados, y hace mucho tiempo que no hubo problemas.

los Programa de alimentación suave de residencia contempla «el cocido alicantino (cortado) «, dijo el tribunal, que dijo que la autopsia dictaminó que la muerte de María Adelina fue» un carácter violento «pero una causa» segura «. Por lo tanto, el juez que ordenó investigar el caso y pensar que sí. “No hay indicios de que la muerte de María Adelina se deba a una violación de quienes fueron investigados por la debida diligencia en su trabajo, ni fue asistida en tiempo y forma”.

EN USO DESDE 2019 PARA PROYECTOS

María Adelina murió de un derrame cerebral el 13 de enero de 2019 que le dejó paralizado el lado izquierdo del cuerpo. Tras su primer ingreso en el Hospital General de Alicante, fue trasladado al Hospital Cardiovascular San Vicente y de allí al Hospital de Rehabilitación Casaverde de Mutxamel, donde permanece ingresado desde mediados de octubre de 2019. La hija de María Adelina alega que la sopa que le dieron su madre “no fue una comida fácil, porque le quitaron un trozo de chorizo”. Ante las declaraciones de los trabajadores residenciales defendiendo su trabajo, Carolina y Rafael dijeron que «parecen estar tratando de ocultar cosas» y señalaron que no había trabajadores en el centro está el caso de «largos para ayudar» María Adelina. Dicen que el médico forense vino al centro el día de la muerte”, diciendo al grupo que habían llamado al médico forense para que pudieran ir, pero el cuerpo no fue llevado a casa de luto hasta el día siguiente”, creen Carolina y Rafael los alicantinos. El Tribunal reabrirá el caso y realizará nuevas diligencias y, sobre todo, tomará la palabra a la compañera de cuarto de María Adelina porque creyeron que ella podía explicarlo todo y asegurarse de que fuera demasiado tarde. para ayudarla.. La familia de la mujer fallecida señala que el centro insistió ante el juzgado en que no podía asistir porque “estaba gravemente enferma, que no era el caso”.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.