Inicio Actualidad ¡Querido Granell está aquí! – Los detalles

¡Querido Granell está aquí! – Los detalles

por Alicante Global
0 comentario

Para desvelar su vida – más allá de la epopeya de la guerra -, salvarlo del olvido y devolverle la voz, publicó Torres en 2007. «El hombre que traicionó a Paris». Un hombre, dice, un hombre amable y respetuoso que lo ayudó a vivir en el pasado. «Un español expulsado de su país natal», después de la guerra civil, que -como otros- protagonizó la «huida mortal» se convirtió en un «guerrero por la fuerza», entonces elogia el autor. «Luchó por la libertad y el futuro, y no dejó de luchar. Entonces Paris cayó con un centenar de amigos », prosiguió. La Nueve, donde la mayoría de los republicanos fueron exiliados de la provincia de Franco, fue la primera empresa que ingresó a la capital francesa el 24 de agosto de 1944, al mando de miles de tropas alemanas, para liberar el yugo nazi después de cuatro años de ocupación.

«¡Esta aquí!», el diario francés informó al día siguiente Recuperación. La foto de portada mostraba a Granell y a los líderes que protestaban, pero no hay indicios del nombre del primer soldado que entró en París donde vivía. Poco después, el general Charles de Gaulle alimentó la leyenda pública de que “se ha enviado a sí mismo, con la inclusión de la Francia de guerra, de la Francia eterna”, dijo en su comunicado.

«Se quedó callado», dice Torres, para ser honesto el líder de una de las unidades clave de la Segunda Guerra Mundial, a pesar de su paciencia, por un poco de coraje desprevenido. Le ofrecieron ser un líder militar, pero debido a que tuvo que dejar a su pueblo, se negó, diciendo: «Francia es mi esposa y España es mi madre», una respuesta «épica», explica Basilio Trilles, autor de «El español en la foto de París» (2009), describiendo «su vasta experiencia y conocimientos como soldado». Granell, continuó, «era una especie de líder de familia. Dio valor, casi a ciegas, a los soldados. Por eso logró tantas cosas. Él fue quien abrió el camino».

Trilles ha publicado la exposición “Amado Granell, de Orihuela al renacimiento de París”, con 19 fotografías que retratan la vida que dice es “épica”, que se pueden visitar durante todo el mes en el centro cultural de La Lonja. Carrera que comenzó en 1936, fue concejal de Izquierda Republicana en la comarca de Orihuela, donde, al inicio de la guerra civil, entrenaba soldados. “Durante estos primeros meses de actividad desconocida, protegió a los cazadores y preservó la antigua herencia y costumbres de la ciudad”, dijo. «Hay muchas fotos de iglesias que han sobrevivido», dice Torres, y agrega que «en ese legado está la democracia y el estado de derecho, y las estructuras caen a través de la violencia». Por primera vez, Granell fue «un ejemplo de hombre pacífico».

Admiraba a los mecánicos, tenía un taller de motocicletas, y siguió adelante hasta que se convirtió en el jefe de un taller de motocicletas. Tras la gran batalla de Extremadura regresó a Orihuela. “Cuando llegó a casa, los oriolanos y los falangistas de derecha salieron a aconsejarle que se fuera”, dice Trilles. Aunque su mente está clara, «Le creyeron y juraron que su familia no sufriría ninguna compensación». Partió en el último barco para ser exiliado desde el puerto de Alicante, Stanbrook, hasta Orán (Argelia), donde se incorporó al Legión extranjera Francés para continuar la lucha contra el fascismo, en este caso contra la Alemania nazi. El y sus amigos vinieron a La Nueve Creían que después de la liberación de París llegaría alguien de Madrid.. Lucharon por lo mejor, no por la bandera.

Trilles también apunta a su carrera política en la capital, París, al final de la Gran Guerra: «Miguel Maura lo ofreció como ministro para un gobierno ficticio en el exilio a Franco». Siempre con el objetivo de devolver la democracia a España, estableció lazos con Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto con la intención de iniciar conversaciones con Juan de Borbón, donde se reunió con los numerosos países, para «crear un gobierno de monárquicos y sociedades … » que sostiene Trilles. Fruto de esos años de poder político, dos episodios del programa se dedicaron a los endosos y tarjetas oficiales: «Similar al cliente 007». Ese momento se truncó cuando Juan de Borbón, “dos grupos”, dice Torres, se encontraron con Franco en el Valle de Azor en 1948.

«La debilidad del héroe comenzó», dice Torres. Decepcionado, regresó a España en 1952, durante el reinado de Franco. «Los republicanos querían volver, no arruinar el exilio»El escritor recuerda, señalando que “cuando regresó, fue ignorado. Llevó una vida anónima. Como los demás, debería ser una sombra. No había visto a su familia desde 1939. «Se enamoró de una amiga de su hija Aurora, que era 30 años más joven», recordó Trilles. Se instalaron en Alicante, donde abrió una ferretería. Sobreviviente de tres guerras, murió en 1972 en un accidente automovilístico al chocar contra una pared con el cartel de Cafés Granell. También cae en manos de los burladores del desastre.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.