Inicio Actualidad ¿Quiénes son los ‘padres’ de Hipra, la vacuna catalana?

¿Quiénes son los ‘padres’ de Hipra, la vacuna catalana?

por Alicante Global
0 comentario

Nogareda tiene la cúpula y el dominio de Hipra sobre sus hermanos Maria del Mar y Arnau. Estos tres eran descendientes de un matrimonio formado por Joan Nogareda Gifre, farmacéutico, herbolario y veterinario nacido en 1934, y Laura Estivill, familiar que vivía en la Vall de Bianya, en la comarca de La Garrotxa, desde el siglo XX. Nogareda Gifre siguió los pasos de su hermano Ernest, quien fue el primer veterinario de la familia, y construyeron juntos. Edificio de la galería Cousin en los años 50 de la mano del técnico madrileño Manuel Sobrino Serrano. La firma se estableció en Valle de Bianya y Olot. En Bianya, en una masía regentada por el productor gerundense Rafael Masó, creó un suero para la peste porcina -su primer éxito- de Olot, una vacuna para porcinos y gallinas.

Los Nogareda Gifres se separaron del de los Sobrino en 1971 y compraron un laboratorio en Madrid, Hipra (acrónimo de Hidalgo y Prado), para conservar su licencia zoosanitaria. La operación y sede de Hipra se trasladó a la aldea de Nogareda, Apenas, todavía está allí hoy.

El patriarca de la familia, que ahora se ha retirado de la administración pero sigue siendo presidente honorario, dijo a tres miembros de la segunda generación, la Nogareda Estivill. Poseen acciones a través de tres sociedades: Clau de Safir (David Nogareda), Clau de Robi (Mar Nogareda) y Clau d’Atzabeja (Arnau Nogareda), inscritas en el Registro de Compradores. En silencio, el trío ha formado un equipo farmacéutico dedicado a la investigación, producción y comercialización de vacunas y productos de diagnóstico. Su parte principal del trabajo es la prevención. salud animal Es más para la producción animal que para la ganadería, con dos fábricas en España (Amer) y Brasil (Porto Alegre) y empresas comerciales en 29 países.El 84% de su negocio proviene del extranjero, es decir, España, China, Francia, Rusia, Brasil, Turquía, Filipinas, Polonia, Vietnam e Italia como principales mercados.

La empresa, antes de dar el enfermedad invasiva para la salud humana lanzó 22 nuevas vacunas durante la última década, empleando a 2.000 personas. Para 2020, en el último año y las cifras disponibles, ha logrado una facturación combinada de 319,14 millones de euros y una facturación de 48,67 millones, según las cuentas remitidas al registro por la empresa, sus ojos serán vistos por la gente común. . Antoni Maneu es responsable de la salud humana.

Si se cumplen los planes de los Nogareda, Hipra tendrá que ampliar sus instalaciones para producir una vacuna. Su objetivo es crear 400 millones de dosis en 2022 si se obtiene la aprobación final. No obstante, se espera que sea vigilado por su sensato presidente, ya que la semana que viene dejará su espacio privado para asistir a una conferencia económica en S’Agaró.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.