Inicio Actualidad Ximo Voto – Detalles

Ximo Voto – Detalles

por Alicante Global
0 comentario

En un momento Ximo Puig se planteó entregar a Leire Pajín el Ministerio de Sanidad. A finales de enero, a finales de semana, el titular del Consell viajó a Benidorm para el concurso de Eurovisión, que tuvo lugar anoche. No sé si el presidente ha llamado al exministro, y no sé si hace mucho que se retiró del antiguo poder y está dispuesto a volver a ponerse el uniforme militar. Pero diría que como trasfondo del problema que puede haber ocurrido, no ha sido así. Es un problema que escribe para la historia el logro de crear el primer gobierno local con más mujeres que hombres. El objetivo es colocar a la Sociedad a la vanguardia de los cambios que darán forma a las vidas de las generaciones futuras. Pero para los resultados políticos decididos ayer desde dentro del propio PSOE es muy plano.

La de Leire es una apuesta arriesgada, sobre todo por su falta de trabajo como servidor público vinculado a José Luis Rodríguez Zapatero, para su gobierno, la nación y el grupo, que sigue luchando para llegar a fin de mes. Pero eso es una apuesta política. Sin embargo, el clásico club -como mito- a esta renovación del Manawao Directivo ayer ha sido confirmado por el presidente de la Generalitat: ha sido largo y esperanzador como el nacimiento de la montaña, pero al final es todo trabajo. luz, política, una rata: además de la profesora de la Universidad de Alicante y la poeta local, Josefina Bueno, un ensayo sobre cómo su desenlace tardará más en viajar, todo lo demás, no mejor dicho, andando movimientos en casa. De cualquier manera o por esa razón, hay anuncios para elegir.

1. reducción de precio. A pesar de la gran ambición, el nuevo Consell parece mucho más ligero que el anterior. Y lo que termina siendo una explosión de rock. Han abandonado a Vicent Soler, historiador de la sociedad valenciana; Ana Barceló, presidenta del PSPV-PSOE, y de repente junto al Comromís, Vicent Marzà, es líder nacional. Serán reemplazados por esta gente pequeña en sus organizaciones, o de una manera más técnica que política. El PP criticó ayer a Puig por no haber encontrado a otra persona un año antes de las elecciones. Pero parece que los temas en el argumento de Puig deberían ser que la gestión de los asuntos públicos, más que la atención a la especulación, determinará el resultado de las próximas elecciones. Este es el problema que ha surgido de la elección de Leire Pajín: hay que poner a la cabeza a Sanidad, la oficina que gasta mucho dinero, tiene más personal y responde a un padre de familia adecuado, lo que más se asocia con la Gobernación de Bienestar. , ahora es eso. tras los rebrotes de la crisis de 2008 y el cansancio que siguió a la de 2019, frente a los mayores retos de su historia, soltamos al líder de esos cambios, dice, a un hombre que es capaz de sentarse con dos parches ( dialéctica, claro) en todo el suelo del PP mientras enseña los dientes a la banda de Vox, ¿a o un profesional que conoce el sistema a día de hoy, aunque se desconozca su función política? La respuesta es que Leire Pajín no estará incluida en el nuevo Consell que mañana tomará posesión de su cargo, y el Departamento de Sanidad en el que se dirigirá la doctora es una actividad política conocida. El problema es que la política no es un entretenimiento, sino un arte. Y no todo el mundo es artista.

2. Comparación. Ximo Puig admitió que le hizo daño no nombrar, en el primer Botànic, en 2015, a un concejal de Alicante para la sesión del PSOE. Lo corregirá en cuanto pueda. En el Gobierno regional que se reunió por última vez el pasado viernes, dos políticos castellonenses (incluido el actual presidente), cuatro alicantinos y seis valencianos, fueron especialmente duros (es decir, Alicante representa sólo el 37% de la población de la República y el 33 % del PIB), pero se acepta. Como tiene lugar este lunes, en el gabinete habrá ocho personas, se reducirán Alicante (de cuatro a tres) y Castellón (de dos a uno). He llegado a saber que los que celebran cada cargo del ministro valenciano y que el 14 de julio seré considerado ciudadano. Pero lo cierto es que la construcción del nuevo gabinete refleja menos que la del anterior la región que gobierna, es decir, mayoritariamente, desde las Torres de Serrano por fuera, más que por dentro. Y no es una cuestión de procedencia (es una tontería que un estado como Alicante afirme ocho nombres, la mayoría de los cuales no nacieron aquí, y el 23% procedían de fuera de España), sino de un conocimiento, por tanto, de la capacidad de interpretar: tú comienza con la desaparición de rasgos y termina cuando estás turbado en medio de la inundación cuyos síntomas has visto al final. Así que hay que tener cuidado al poner la mesa y repartir las herramientas picadas. En este rebotànic no hay Alicante en el distrito de Podemos, sólo hay uno en el del PSOE y la única fuerza que mejor describe Alicante es Comromís: dos consellerias en cuatro ciudades a él. Desde entonces ninguna de estas cosas ha sido concebida o seguida de ninguna manera. Simplemente no se caen.

Fue poco tiempo en el largo recorrido de esta crisis que Puig se preocupó de que Leire Pajín volviera a estar al frente de la gestión de la Sanidad.


decoración

3. Malas acciones. La izquierda maneja el valor de la historia. Incluso en ocasiones, como expresión de opiniones, ante afirmaciones verdaderas. De ahí el costo del conflicto entre la palabra y el hecho. El ministro de Economía, Rafa Climent, y la viceportavoz del grupo, Aitana Mas, entre otros, han declarado ante el pueblo que no hay margen para un cambio de gobierno local y que los ministros de Comromís no pueden ser destituidos. Una hora después, Vicent Marzà dimitía como responsable de Educación. Es decir, no es que no haya hablado con su partido político ni con sus compañeros de gobierno. Es solo que no les hizo saber. La dimisión de Marzà supuso, por cierto, que el líder de la coalición se reuniera por primera vez en al menos dos años, otra protesta para llevar en la mochila de los que hicieron la bandera de la luna y simbolizaron procesos como las primarias. Y en cuanto a la situación del Vicepresidente Oltra, de eso no vamos a hablar, él mismo, sus opositores y aliados del partido están hablando mucho, para ser más poderosos.

Si los eventos de esta semana valieron la pena, hicieron del horrible agotamiento de un evento un día emocionante para muchos votantes, como Compromís. Y qué fuertes son los líderes que pusieron en marcha ese proyecto para ceder ahora o para renovar su propuesta. Marzà compareció para explicar su dimisión antes de que la bandera hablara de la importancia del pueblo para Comromís. Pero no hay indicación de las necesidades y deseos de la gente de esa manera.

4. El parlamento arderá. Debido a los altibajos de la situación política de Valencia en los últimos tiempos, el Parlamento local se ha configurado como un teatro de actividades que es probable que se incrementen con la entrada en vigor de las elecciones de larga duración en mayo de 2023. Es cierto que para ello Por ello, Puig ha optado por vincular al grupo parlamentario social, aprovechando la dimisión de Manolo Mata, síndico portavoz del primer tratado Botànic que alejó la autoridad de la que tenía hace siete años. Mata, con sus propias características para bien y para mal, es simplemente brillante. Efectivamente, desde el presidente de la Generalitat ha habido mucha blasfemia, alegando que él (cuesta creerlo) todas las responsabilidades del PSOE aceptando apoyar el impuesto al turismo en el Parlamento, aunque sea un método. A su salida del cargo, Puig ha optado por reivindicar que no haya incumplimiento en el documento previsto de aquí al final del consistorio, por lo que ha designado a alguien como Ana Barceló, que tiene menos recursos de oratoria que Mata, pero con honestidad. y veracidad. la dificultad es diferente.

Los tribunales estarán demasiado calientes. El líder del PSOE mandó allí a Barceló para que no pasara nada en el documento. En Comromís, Marzà como francotirador puede volverse loco


decoración

Puig busca sentido, incluso cuando una tormenta se desata junto a sus amigos. Marzà no pudo ser la portavoz parlamentaria de Comromís, entre otras cosas, por la fuerte oposición de la pata de coalición que llevó a Mónica Oltra (Iniciativa) a la que se postuló. Ahora que ha salido del Ministerio, en un concurso no secreto con Oltra para ganar el candidato a la Generalitat en las próximas elecciones, y su aspecto todavía no es de francotirador, Marzà puede animar a propios y extraños. En cualquier caso, salvar a las Cortes como acontecimiento no está mal para la izquierda, si es que es capaz de no romperse, porque ahí el PP está del lado débil: Mazón no está en el Parlamento local con su representante, María José Catalá Algunos no sabe si no quiere o no se permitirá ser el vocero de lo que se dice que es otro gobierno. Dicen que en Valencia Mazón no se conoce. ¡Pues la boca de las Cortes…!

5. Josefina Pai. Incluso en los avisos de esta crisis que llegaron desde la capital del reino no se sienta por encima de la nota (el ministerio en Alicante todavía es visible desde Valencia solo por un breve tiempo), el más beneficiado es la colocación del ex director general de la Universidad. , Josefina Bueno, al frente del departamento de Innovación. Son muchos los retos por delante de Bueno: la financiación de las universidades, la implantación de la medicina en Alicante, la integración de la Región Digital como modelo de la economía valenciana moderna… Pero sigue afrontando los problemas asociados, en parte, parada el arrastre su antecesora en el caos: la tergiversación de la Agencia Valenciana de Reformas, la dirección de una entidad que no tiene autoridad ministerial, como la citada Zona Digital, o las actividades que merece más luz como la Fundación Ellis.

Al final, los cambios fueron solo movimientos de caminar por la casa, pero ese fue el caso de Josefina Bueno. Si pasa la prueba, el PSOE tendrá una oportunidad para la Alcaldía


decoración

Carolina Pascual no accedió a formar parte de su equipo y no podía darse por vencida. Josefina Bueno tiene que decidir porque cuando todo esto pase, faltando sólo un año, bajo presión las expectativas aumentarán. Quieren, además de lo anterior, asegurarse de que Alicante tenga un ministro en Alicante y ejercer de ministro “local” porque, si sale bien, el PSOE está como candidato. porque el alcalde cayó por su propio peso y no fue necesario que lo soltaran. Casi nunca.

Todo lo que pasó con este problema se remonta al principio, el “dilema de Pajín”. Entre marcar una línea definida por el pensamiento o optar por la transición y la gestión, Puig ha optado por lo segundo. Tampoco quiso colocar a su ministro más importante, Arcadi España, como coordinador político. Fue director ejecutivo del Fondo Monetario para proteger los fondos europeos. ¡Qué decoración! Pero no es suficiente si no hay una buena política detrás. Puig y el PSOE no tienen margen, no tienen número de cifras, ni siquiera números secundarios. Sólo hay uno. No había voz para él; sólo se escucha una vez, para repetirse muchas veces. No hay Rondas, pero no hay Bolaños. En la Comunidad Valenciana, definitivamente la comunidad se lo juega todo en las próximas elecciones con la misma carta, con una sola persona. Vota Ximo. No hay otro dicho. Se dice que esto se sabía. Sí, pero es raro verlo y leerlo en el Boletín Oficial de la Generalitat.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.