Inicio Deportes Francisco es un símbolo para el futuro del Elche

Francisco es un símbolo para el futuro del Elche

por Alicante Global
0 comentario

No en vano la canción más sonada para celebrar la permanencia este miércoles está en el teatro «¡Francisco, quédate!». La afición, al igual que el equipo y el club, sabe que el técnico almeriense es el perfecto diseñador para conseguir el objetivo. Y todos, incluido el entrenador, quieren que el entrenador sea la piedra angular del futuro del Elche.

El propio club le ha permitido seguir dos años, y mejoras económicas y manos anchas para completar tu grupo de trabajo. Las renovaciones y los nuevos fichajes se mantendrán en este eje, que el club debe hacer pronto.

Todos los compradores involucrados en este proyecto esperan que la aprobación llegue rápidamente. El Elche quiere crecer con Francisco. Francisco quiere crecer con el Elche.

Las palabras del segundo capitán del equipo -primero al Atlético ante la ausencia de Gonzalo Verdú por lesión: Preguntado por la importancia del técnico en la consecución del gol, Fidel Chaves no dudó en marcar tera. “Francisco provocó un cambio de mentalidad limpio. A él hemos conseguido muchos buenos resultados y seguir en apuros nos dará más confianza, por eso llevó a esta recuperación a falta de dos jornadas.

El desarrollador franjiverde tenía razón al hablar de la actualización del maestro: «Francisco es uno de los pilares del próximo año. Fue un gran maestro y una persona especial. Su trato en el vestuario fue muy cercano, como si fuera el mismo. Cada día, es un hombre que se ama a sí mismo». Y lo más importante, «los resultados le van a avalar. Ojalá se quede muchos años con nosotros en el Elche».

El propietario no argumenta que Francisco tiene una gran deuda con un club como Elche. El equipo ha escalado 27 de 63 en LaLiga Santander desde su llegada en diciembre del año pasado. Casi la mitad de eso es posible. Trasladando estas estadísticas a todos los puntos temporales, se supone que el Elche ha alcanzado una cifra anterior, más de 50 puntos. Además, con el jugador de Almería, el Elche no llegó a la zona de descenso y pasó a anotar ocho puntos por encima de los suyos.

El artista almeriense fue abordado por un Elche gravemente herido. La derrota por 0-3 ante el Betis el pasado 21 de noviembre le hizo entrar en zona roja y la rápida respuesta del dueño del club, Christian Bragarnik, eliminó a Fran Escribá y buscó la velocidad para sustituirlo. Lo encontró en Francisco. Era su primera opción, pero el técnico rechazó la primera oferta. Los grupos que suavizaron los ejercicios estuvieron de acuerdo con el profesor.

Aterrizó en Martínez Valero tras un partido a partido único ante Osasuna (29 nov.) y disputó su primer partido como defensa en la Copa del Rey (victoria 0-2 ante el Leioa).

El primer pitido sobre la mesa en casa, al Cádiz (3-1). Y desde entonces, ha habido ocho victorias, tres derrotas y diez derrotas en la liga. Algunas victorias son como el 1-2 ante el Espanyol, el 1-0 ante el Villarreal, el 0-1 en Granada y el mismo resultado ante el Betis en Sevilla. Premio al Real Madrid en casa. Entonces, sobre todo, fue un cambio de estilo, los jugadores estaban “conectados”, pero en unos contextos diferentes, como la derrota ante el Levante (3-0) en Valencia.

Con humildad y mucho sacrificio, este Elche ha sobrevivido de verdad de victorias a Mallorca y Betis. Ahora en matemáticas quedan dos partidos, algo que no saben decir los equipos del Seis de Primera División.

Pero más allá de los resultados, el técnico le ha dado al equipo y al club como ventaja competitiva, el modelo perfecto para el futuro que planea construir Bragarnik. El Elche quiere ser un grupo influyente, que luche por objetivos más grandes que el renacimiento, y en la próxima lección, la empresa se celebrará por un siglo, dice la gente.

El profesor tiene siete compañeros y un cuerpo médico

Francisco llegó a Elche con su equipo de trabajo que le acompañó en sus anteriores episodios en el parque de Huesca y Girona. Jaime Ramos es su segundo entrenador y una persona leal, se va con él a las horas de preparación de los partidos, seguimiento de los jugadores, preparación del partido…, y descansos. Con el almeriense acudió el preparador físico Sergio Pardo y el analista y asistente técnico José Manuel Rodríguez Ortega. Cuando se produjo su llegada mientras tanto, a principios de diciembre, la técnica del técnico franjiverde también era distinta ahora a la del club ilicitano Fran Escribá. Miguel Escalona se convirtió en entrenador de porterías. Manolo Sempere y Fidel Agulló fueron los ayudantes en la preparación física, al igual que Óscar Suárez, que gestionó los registros de entrenamientos y competiciones y analizó a los corredores. Los ocho, incluido el personal médico, componían la plantilla formadora del Elche en este ámbito, y es probable que Francisco cambie o sume nuevos miembros el año que viene.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted está de acuerdo con el almacenamiento y tratamiento de sus datos por parte de este sitio web.